CUANDO MENOS ES MAS

 
Para simplificar la vida.
Si quieres simplificar tu vida y no sabes por dónde empezar.
Si no tienes un problema puntual, pero sientes como si todo
fuera un problema y te frustras fácilmente.
Si has ido creando necesidades
que con el tiempo se han vuelto obligaciones,
comprando cosas que no usas
porque realmente no necesitas
y siempre asumiendo más compromisos de los que podías cumplir.
Si siempre tratas de tener o de hacer de más.
Pon manos a la obra…


Reflexiona….
Haz una lista con la que puedas repensar tu vida, ordenar tu
mente y aligerar tus emociones.

Prioriza.
No des mucha importancia a muchas cosas a la vez,

así nunca podrás cumplir con todas ellas.
haz una lista semanal con todo lo que creas importante
y selecciona sólo lo necesario.
Así lograrás quedarte con la mitad de las tareas.

Renuncia a controlarlo todo.
Identifica el deseo de control que ejerces sobre otras personas.
Aprende a delegar, practica la confianza en los demás, t
e volverá más flexible y tolerante,
y aliviará tu mente de tensión innecesaria.

Cuida tu integridad.
Trata de hacer y decir lo que piensas y sientes.
El costo de sostener una imagen
y cumplir con lo que los demás esperan de ella
no te permitirá disfrutar por completo de lo que vives.

Mira hacia adentro.
Comprueba que no hay caos que se resista a la fortaleza interna.
Incorpora la oración, la meditación, y caminatas en silencio.
Toma distancia del mundo exterior una vez al día
y libera tu mente de ideas negativas.
Ayudate bajando suavemente el ritmo de tu respiración
y haciendola más profunda.

Deja ir los resentimientos.
No tengas situaciones pendientes.
Trata de resolver los roblemas con otras personas en cuanto surgen.
Entiende que sufrir es una elección que se hace
al sostener el enojo por mucho tiempo.

Toma acción.
No termines tus días sin haber devuelto llamadas o respondido correos.
Si tienes compromisos que no puedes cumplir,
comunica la demora o cancela.
Y no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Ahora.

Reduce.
Aprende a ofrecer a los demás lo que no utilices, evitando guardarlo. Sé consciente
de que siempre tendrás lo que precisessi permites que circule. Para saber si
algo es necesario, preguntate: ¿lo estoy usando? Si la respuesta es no
¡Buscale otro dueño!

No resistas.
Si algo te resulta difícil o tedioso, detente, prioriza lo más fácil.
No disfraces tu caprichode persistencia o tenacidad,
¡Por qué elegir sufrir! Relájate y espera otra oportunidad,
A sabiendas de que siempre hay una más.

Valora las emociones.
Permitete sentir tus emociones sin juzgarlas.
Comprende que son formas de expresarte
 y que todas las emociones merecen ser honradas.

Estimula la gratitud.
Agradecer con frecuencia lo que tienes
te ayuda a ser más consciente de la abundanciaque te rodea,
de vivir en el presente y distraer la ansiedad por el futuro.
Descubre quetienes suficiente para vivir,
pero es tu pensamiento el que va en busca de lo que debe
tener, comprar, hacer…

Pasa más tiempo con la familia.
Establece un espacio en la semana
para dedicarlo incondicionalmente a tu familia,
apostando por la calidad de ese momento.

¡Ríete un poco más!
El humor te ayuda a poner tus problemas en perspectiva.
Nada te resultará tan grave después de darle a tus asuntos
una mirada con buen  humor.

Cuando busques ayuda
hazlo con amigos que te permitan ver las cosas
de una manera más relajada.
Así recuperarás las fuerzas físicas,
mental, emocional  y espiritualmente
que sentías perdidas.

Verás que vivir de forma más simple, no es superficial,
lograrás un estado de serenidad y felicidad muy profundos.

Aunque quizá imaginas que sería imposible
lograr una vida más  sencilla descubrirás cosas
y situaciones cotidianas de las que puedes prescindir.

Y al tener menos,
podrás disfrutar más de ti mismo
y de tus seres queridos.

Selecciones Reader´s Digest,
Adaptado del Artículo: ¨Cuando menos es más¨
De: -Julio Bevione-



Anuncios

Acerca de El Rincón Donde Te Espero...

Hipersensitiva dicen por ahí que soy, tienen razón, me conmueven muchas cosas y sin embargo me tomo la vida como se me da, de una forma fácil, divertida y sin complicaciones., disfrutando lo bueno, capoteando los vendavales y viviendo tan intensamente como sea posible en mi concepto y en mi contexto pero siempre feliz y agradecida por ser altamente bendecida y considerada por Dios. Creo en la Santísima Trinidad: Jesucristo, el Espíritu Santo y Jehová; en mi, en mis hijas y en Amway. Me gustan Jim Caviezel, Roberto Carlos, Il Divo, Paul Pott, Marcos Witt, Kent Leroy, leer, escribir y escuchar casi todo tipo de música, colecciono historias, Torres Eiffel, rinocerontes, frases, imagenes, poemas que me dedican y muchas cursilerías.
Esta entrada fue publicada en Health and wellness. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s